sábado, 14 de enero de 2012

On sábado, enero 14, 2012 by indiana.O.R... in ,     2 comments
El uso continuo de productos de belleza y el cambio drástico de temperatura hacen que la piel se reseque y se torne escamosa.

También el invierno puede ser uno de los peores enemigos de la piel. Al frío y al viento diario, se le suman los largos baños de agua caliente, la calefacción y la falta de cuidado. El resultado es una piel seca, sensible y enrojecida.

Rostro es una de las zonas más afectada, ya que este está en contacto directo con el viento y el frío. Por ser una zona de piel tan delicada, es la que más hay que cuidar y proteger. Para lograr que cualquier hidratante, casero o comercial tenga efecto, es recomendable hacer primero una exfoliación.  ¿Por qué la exfoliación?
La exfoliación sirve para eliminar las células muertas que le impide funcionar correctamente,   que se acumulan en la superficie de la piel impidiéndole respirar. Las células de nuestra piel se multiplican, mueren y se renuevan. La exfoliación acelera este fenómeno natural estimulando la regeneración. También la vuelve más receptiva a la acción de los hidratantes, y controla la aparición de granitos y puntos negros.

¿Qué exfoliante se debe elegir?

- Para el rostro, son preferibles las texturas suaves con un exfoliante biológico (ácido salicílico), polvo de hueso de albaricoque, bolitas/granos de jojoba, microperlas de silicio (vegetal) o cetrino (mineral).

- Para el cuerpo, utiliza exfoliantes más fuertes, con fibras naturales de loofah o con cristales de sales marinas.

Consejo:
Nunca apliques el exfoliante frotando con fuerza ya que no sólo irritarías la piel, sino que estimularías la producción sebácea.

La primera señal de que la exfoliación es excesiva es la aparición de una zona rojiza sobre la fina piel que cubre la parte superior de la mejilla. Si esto sucede, interrumpe la exfoliación hasta que la piel se haya recuperado por completo.
¿Con qué frecuencia debemos hacer la exfoliación?

Todo depende del tipo de piel. Para las pieles secas y sensibles, una exfoliación cada quince días es suficiente; para un piel normal, una vez a la semana; y, para una piel grasa, dos veces a la semana.
Estos son algunos remedios caseros que puedes usar para hacer la exfoliación (retirar la piel muerta).

-La azúcar mezclada con miel es ideal para retirar las células muertas de forma profunda y delicada.

-También partir una manzana por la mitad, frotarla contra la zona de piel reseca y cuando esté 
completamente húmeda deberás dejarla reposar por unos 5 minutos. Pasado este tiempo es necesario que realices una exfoliación a base de agua tibia y azúcar (un puñado). Tu piel quedará linda y sedosa.
Remedios caseros:

-Para humectar la piel un remedio casero muy efectivo es el que se consigue mezclando yogurt con miel y fresas trituradas. Esta mascarilla puesta sobre el rostro 10 minutos y retirada con agua tibia es excelente para devolver la vitalidad al rostro.

-Una mascarilla de aguacate con unas cuantas gotas de aceite de oliva, puesta por 10 minutos, una vez por semana, es también una buena ayuda para la piel reseca.

Es que si se prepara con ingredientes como el aguacate, la yema de huevo o el aceite de oliva, la capacidad humectante (totalmente natural) está asegurada.

Ingredientes:

-Medio aguacate
-Una yema de huevo
-Un chorro de aceite de oliva

Preparación:

Pisa bien con un tenedor el medio aguacate, al que añadirás la yema de huevo, formando una especie de puré lo más homogéneo posible. También deberás incorporar un chorro de aceite de oliva para emulsionar. Desde ya, puede prepararse en la batidora.

Sólo restará aplicar la mascarilla sobre las zonas de la piel más afectadas por la resequedad. Deja actuar unos 15-20 minutos y luego retira con agua fría. Verás que con sucesivas aplicaciones, los nutrientes de estos ingredientes repercutirán favorablemente en el estado de tu cutis.

-Aceite de oliva para la piel seca: A fin de lograr una piel maravillosa, prepara una máscara facial de aceite de oliva, yema de huevo y miel. Aplicar la máscara en la cara y relajarse durante 10 a 15 minutos. Enjuagar con agua tibia.

El aceite de oliva es uno de los más antiguos tesoros de las mujeres para lograr un cutis maravilloso y radiante. A partir de las mujeres del antiguo Egipto, este secreto se utilizó para realzar la belleza de la piel de manera natural.
-Germen de trigo: El germen del trigo se obtiene mediante la molienda del trigo puro. Se considera una fuente rica de vitaminas en especial del grupo B y E (a-tocoferol) aunque también cuenta con vitamina K, provitamina A y D

-Sal exfoliante con germen de trigo

Ingredientes

3 cucharadas de glicerina líquida.
2 cucharadas de sal marina.
2 cucharadas de aceite de germen de trigo.
5 gotas de aceite esencial de limón.

Modo de aplicación:

Combinar completamente los ingredientes y colocarlos en un frasco de cristal hermético y esterilizado. Tomar dos cucharadas de esta preparación para ambos pies y luego masajear con movimientos envolventes y circulares, haciendo énfasis en los talones y la base de la planta. Se recomienda detenerse más tiempo en el talón.  Usar de manera periódica.

-Papa y aceite de oliva: Mezcle una cucharada de papa rallada, una cucharadita de aceite de oliva y media cucharadita de yogur natural.mis-remedios-caseros.com Aplique en el cutis limpio. Deje actuar por 15 minutos. Si su piel está agrietada, no use el yogur.

-Gel de frutas: Otra solución fácil para la piel seca es mezclar 1 cucharada de gelatina sin sabor con 1/2 taza de jugo de manzana. Póngala en el microondas por un minuto hasta que se disuelva bien. Meta la gelatina a la nevera y poco antes de que se corte, póngasela de mascarilla. Espere a que se seque y lávese con agua fría.

-Aceite de girasol: Aplíquelo en el cutis para evitar que el agua se evapore y la piel se mantenga humectada.

-Receta de mascarilla casera de leche y miel para el cutis seco.

La leche y la miel juntas conforman una pareja perfecta, para ayudar a aquellas personas que tienen el cutis seco, a tener una mejor textura en su piel. Así es como puedes preparar una más que sencilla mascarilla casera, para combatir dicho problema.

Una combinación de leche y miel, dos elementos con altas propiedades humectantes, puede funcionar de maravillas para preparar una sencilla mascarilla facial casera para la piel seca

Ingredientes:

-Dos cucharaditas de miel
-Dos cucharaditas de leche

Preparación:

Para preparar esta mascarilla casera para la piel seca simplemente debes mezclar las dos cucharaditas de miel con las dos de leche, hasta que se integren perfectamente.

Luego, sencillamente tendrás que colocar la mascarilla humectante sobre las zonas de la piel más castigadas por la resequedad. Deja actuar durante unos 15 minutos y retira posteriormente con un poco de agua tibia.

-Receta de mascarilla casera de plátano maduro, miel y aceite de oliva.

El plátano es uno de esos frutos que puede funcionar a la perfección para cambiar el estado del cutis. Simplemente tienes que combinarlo con los ingredientes idóneos en una mascarilla casera y ver los resultados.

El plátano puede llegar a ser uno de los mejores ingredientes a la hora de preparar una mascarilla para la piel seca. Y mucho más si se lo integra con elementos como el aceite de oliva o la miel. Sólo tienes que intentar esta receta y ver qué tal funciona para el cutis seco.

Ingredientes:

-Un plátano maduro
-Una cucharadita de miel
-Una cucharadita de aceite de oliva

Preparación:

Pela el plátano y colócalo en un recipiente. Písalo con el añadido de la cucharadita de miel y la de aceite de oliva. Mezcla bien hasta que los ingredientes queden perfectamente amalgamados.

Luego sencillamente tendrás que aplicar la mascarilla sobre las zonas de piel seca que quieras revitalizar. Deja actuar durante unos 15 o 20 minutos y posteriormente enjuaga con agua fría. Repite dos o tres veces a la semana.

2 comentarios :